24 de junio de 2006

Frustración

Me he pasado una hora intentando publicar un post. No hay manera. No me deja subir imágenes, y para colmo me descoordina el texto.
Esto está fallando más que una escopeta de caña.

A la mierda con Blogger! (Teníais que ser de Google, mamones!).

5 comentarios:

Jota___ dijo...

Tres minutos después de proferir los insultos que se merecen todos los que hacen algo que me disgusta, he podido publicar.
Este es otro ejemplo de falso estímulo (como el de los simios que tocan el claxon en los semáforos).
De esta beneficiosa experiencia, por lo tanto, he de sacar una conclusión:
"Cuando intento muchas veces algo, acabo cansado, y sin conseguir mi propósito. Sin embargo cuando lanzo improperios contra inocentes, mis objetivos se cumplen".

No os lo toméis a mal, creadores de Blogger, no es nada personal, pero a partir de ahora he de insultaros y cagarme hasta en el colgandero pecho de vuestra puta madre si quiero tener la posibilidad de seguir publicando.

C'est la vie.

breadbimbo dijo...

He ahí un ejemplo de asociacion estadistica, pero no de causalidad.

Jota___ dijo...

O quizás sí de "causalidad", pero no de "efectualidad". Jajaja!

Voy a proponer algo. Escribid el insulto más hiriente que se os ocurra. Me vendrá bien para cuando no pueda postear.

breadbimbo dijo...

Hombre, hay que conocer al insultado, para hacer algo hiriente de verdad. Las generalidades no tienen toda la fuerza necesaria para hacer saltar sangre.

Aunque recuerdo lo que decia guille, en la residencia de encarna:
"Me cago en las ***** de la vir***, para que el niño J**** mame mierda"... hiriente y hereje, un rato si que lo es.

Aunque para los energumenos de los coches, lo mejor es que, cuando esten pitando en un atasco, pillar unas llaves o un destornillador, y "pintarles" unas gonadas externas masculinas. Con la musica no se enteraran. Y si se enteran, pues te vas corriendo, que no se van a dejar el coche solo y arrancado.

Jota___ dijo...

Creo que voy a acabar rindiéndome a tu filosofía de que todo se arregla en este mundo pintando una polla.