23 de junio de 2006

Campanas


Es verano. En verano en Murcia hace mucho calor y todavía queda un gran porcentaje de habitantes por aquí que no disponemos de aire acondicionado, por lo que tenemos que pasar el día con la ventana abierta.
En mi caso concreto, como el sol da por la mañana en mi habitación, me limito a bajar la persiana; durante el resto del día la tengo abierta de par en par.
Resultado: Enormes dolores de cabeza.

Esto de vivir en la C/ Correos puede convertirse en un martirio a veces.
No paran de pasar coches, y por lo visto uno de cada dos conductores es imbécil, y cree que se solucionan las cosas a base de pitidos.
Cuando uno intenta concentrarse en algo, en lo único que acaba totalmente centrado es en la manera en que va a bajar a la calle, recortada en mano, y cada vez que un imbécil pite, le va a sacudir un disparo al radiador del coche... para que pite con ganas.
¿Es que no se dan cuenta de que si no pueden avanzar, no lo van a solucionar pitando?.
He pensado en esto frecuentemente, y creo que lo que les ocurre a estas pobres mentes infradesarrolladas es tan fácil como el producto de un falso estímulo.
La cuestión es que ven que al poco de haber pitado el tráfico vuelve a fluir, y sus desencajados cerebros concluyen que ha debido ser gracias al bocinazo que acaban de soltar.

¿A cuántas personas han molestado? No importa.
Si un día vas por la calle y a todo el que pase le sacudes un pescozón, no tardas ni diez pescozones en estar en la comisaría dando explicaciones. Sin embargo, si se te ocurre montar en el maletero de tu coche una discoteca, y pones a Camela a todo volúmen, molestando a... ¿cuántas? ¿cien? ¿mil personas?, no te ocurre absolutamente nada. Y una gran cantidad de esa gente estaría concentrada intentando hacer algo, y ha perdido su tiempo, y una parte de su salud (tanto física como mental), porque a un simio con carnet de conducir se le ha metido entre ceja y ceja que todos debemos amar y adorar a Camela.
Es denigrante, insultante, vomitivo... y doloroso. Porque ¿quién me paga a mí las aspirinas que me tengo que tomar casi diariamente para calmar mis dolores de cabeza?. ¿Ellos?. Va a ser que no.
Pero lo más alucinante es que pasan así justo por la puerta de la comisaría. Por lo visto a los bofios (otro ejemplo de cuerpo sin mente) eso no les preocupa.

¿Y por qué las campanas?, diréis... porque ahora también tengo que pelearme con el clero. Coño, parece que hasta Dios quiere que me duela la cabeza hoy. La iglesia de San Juan de Dios lleva toda la tarde haciendo sonar las campanas. Sin melodía alguna, a todo lo que da el sacristán. Haciendo sólo ruido. Ruido desordenado y potente. Y van ya tres horas, en las que sólo ha habido 3 descansos de 5 minutos. ¿Qué celebra la iglesia hoy? ¿El día de Santa Camela?.

En definitiva, esto es otro ejemplo de hasta que punto Ñapaes es un país de imbéciles. Imbéciles cuya táctica de supervivencia es formar montonera. Son tantos que no pueden estar todos en el zoo, así que al resto más nos vale ir aprendiendo tácticas de supervivencia en la selva.

Un silencioso y apacible saludo.

6 comentarios:

iván dijo...

achou, puede parecer una poyada, pero los tapones para los oídos, en concreto los de silicona, y para sibaritas, de la marca "Febredol"(un nombre apropiado)son la solución a tus problemas. Diré que, aunque no demostrado, mi experiencia empírica concluye que colocados de forma correcta en el conducto auditivo y buen sellado en el pabellón, puedes crear una pequeña corriente de aire hacia afuera que dejará el conducto auditivo ausente de tal gas, por lo que el sonido no podrá circular por éste por razones físicas evidentes. por tanto el sonido que detectarás (con un correcto empleo) será a traves de las vibraciones que los huesos de tu craneo transmitan al oído interno, que si no padeces una crisis nerviosa severa, podrás soportar e incluso concentrarte en tus no pocos e importantes menesteres.
rogando que te haya sido de utilidad, reciba un cordial pescozón

por cierto, las campanas resuenan porque esta noche es la de mi santo, venerado ha de ser, por los siglos de los siglos, amén.

Undress dijo...

PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS!!!

Una sonora ovación al señor cabra por su post, y una silenciosa por el original.

Jota___ dijo...

Sí, y otra solución sería mudarme a vivir a un sitio tranquilo.
Odio los tapones para los oídos. La ausencia de aire en el CAE supone, como bien dices, la imposibilidad de que las ondas sonoras se propaguen, y de la misma manera, la ausencia de oxígeno de forma permanente en la entrada auditiva causa otras muchas patologías (evidentes). Pero esa no es la solución, porque no quiero quedarme sordo de una forma artificial para no escuchar a los imbéciles. No podría oir el timbre cuando vienes a visitarme (oh! qué sería de mí!), ni podría contestarte al móvil. No podría ver un interesante documental en la tele. No podría escuchar los leves arrullos del gato. No podría vivir, en definitiva, privado de todos esos placeres.

jejeje.

Sin coña. No es justo que tenga que vivir con tapones en los oídos como un "motus vivendi", debido a la contaminación acústica provocada por la manada de asnos que me rodean. Y si tengo que hacerlo será, como decía antes, debido a que "hay que adaptarse a vivir en la selva". Pero es una mierda.

Por otra parte, si te lees esto más o menos a tiempo, date por felicitado en este gran día en el que todos debemos quemar nuestras barbas, hacer hogueras, expelir juramentos, proferir exorcismos y celebrar la fiesta más antigua de la humanidad. El día más largo del año. El día en el que se conmemora el santo del Carre.
Un fuerte abrazo.

Eolo dijo...

Plas plas plas.

La verdad es que hay días en q me planteo donde coño está la policía? Es decir, permiten lo que tu dices, pitos, camelas y demás. Y bueno, tu que vives ahí abajo, pero yo que me sitúo en el puto centro neuralgico de la fiesta, esto es infernal! Anoche a las casi 4 de la mañana unas pavas cantaban eso de clavelitos, un tono borracho con leves toques de desafine. Increíble. ¿Dónde se mete la policía para multar a los que realizan escánadalo público a partir de las 12 de la noche? Joer, como se nota que no es su casa y alá , aquí está todo permitido. Y sino pasa el coche de Camela, que pita a las nenas, y éstas cual manada en celo responde con gritos , no vaya a ser que los vecinos no nos hayamos enterado......
uffffffffffffffffffffffffffff.
La recortá, la recortá cual "Día de furia" y se acababa todo.

breadbimbo dijo...

Os mosqueais por na coñe. Viejunos...

Hay que dar rienda suelta a las muestras de alegria y compartir la cultura musical con todos.

El cae no se queda sin aire si pones tapones, porque le entraria via oral, que hay comunicacion.

Ea, venios todos a vivir al barrio del carmen, que no hay ruidos.

Jota___ dijo...

Pero en cualquier caso, la entrada a través del conducto de Eustaquio es muy reducida. El aire no circula, se vicia, pierde gran cantidad de oxígeno, provoca la anaerobización parcial del medio, y crea un ambiente idóneo para la multiplicación bacteriana. Si a esto asocias que hace mucho calor, y se suda, tenemos el caldo de cultivo ideal, justo dentro de mis orejitas. Y eso no me gusta.

El caso es buscar peros... sabes tan bien como yo que llevar tapones de oídos durante largos periodos de tiempo es malísimo, pero tenías que dejar constancia de tu gran sapiencia, aún a pesar de no revocar en absoluto mi exposición.
Eso, amigo breadbimbo, se llama demagogia.
(Anda... lo que te he dicho...)

:)

PD: ... pero es normal, con tanta tele...

PPD: Quiero guerraaaaa!