17 de abril de 2011

El perro de Schrödinger

El susodicho
Estando yo el otro día en casa de Marga hablando de Paco, me di cuenta de que es un perro de Schrödinger, es decir, cuando sus amigos no lo vemos, el perro puede estar en uno de los 2 estados cuánticos posibles: perrete bueno y perrete cabrón malo. Es sólo cuando lo observamos (e.d., vamos a casa de Marga), que el animal colapsa su onda de probabilidad a uno sólo de los estados: perrete malo.
El problema radica en que Marga sostiene que Paco es siempre un perrete bueno según sus observaciones, pero según el resto de observadores imparciales, sólo hemos comprobado la existencia del estado perrete malo, lo cual contradice las predicciones de la teoría de la probabilidad.
Seguiremos estudiándolo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

... lo cual me recuerda a super-perrete, el super héroe murciano. No tengo que decir otra vez el asco que me da ese bicho.
Nunca he ejercido mi derecho a la censura en este blog, pero, Pat, esta vez ha faltado muuuy poquito para que mande el post a mejor vida. Enhorabuena, tú si que sabes como alterar las sensibilidades.
Jota___

Alejandro dijo...

...pues espera a que Marga lo lea.

Es que me aburría por la tarde, se me habían terminado los episodios de "Covert Affairs" y estaba a medio traducir un artículo sobre las ciclodextrinas.

breadbimbo dijo...

La explicación es bien sencilla, pero no de manos de la física, la química, las matemáticas u otras disciplinas honorables, como el onanismo.
La explicación es que la dueña tiene alterada la percepción de la realidad.
Para una demostración visual es suficiente con ver cualquier episodio de los simpsons en el que homer tome setas alucinógenas o chupe sapos.

Marga dijo...

Aqui las unicas malas perras que hay sois vosotros, Paco es un perrete a la altura de Rex o Lasie, pero claro, vosotros no sabeis apreciarlo porque teneis la sensibilidad en el ojete. He dicho

Anónimo dijo...

Such a lovely creature! :-)