15 de febrero de 2010

El gato de Schrödinger

Con 2 whisky coolers en el cuerpo, intentaba explicar yo al Mutten de qué iba el gato este...

Es un experimento mental ideado por el físico austríaco Edwin Schrödinger. Se puede preparar una muestra de material radiactivo de forma que en un tiempo determinado (pongamos una hora) la probabilidad de que un átomo se desintegre sea de un 50%. Se mete en una caja opaca dicha muestra, un gato, y un contador Geiger conectado a un martillo de manera que, al detectar la desintegración del material radiactivo, el martillo caiga sobre un bote de cristal con ácido cianhídrico y mate al gato.

Por lo tanto, sin mirar el interior de la caja, hay un 50% de posibilidades de que el gato esté muerto. Y no sabremos el desenlace hasta que abramos la caja.

Según interpretación de Copenhague, el gato no está ni vivo ni muerto, sino ambas cosas simultáneamente, y es el hecho de abrir la caja y observar, lo que hará que la función de probabilidad* (que está a un 50%) "colapse" a un estado: vivo o muerto.
Según la teoría de mundos paralelos, el hecho de abrir la caja genera 2 universos paralelos: uno con el gato muerto y otro con el gato vivo. Ambos gatos son cuánticamente decoherentes (que no tienen nada que ver uno con otro), pero cada gato está cuánticamente entrelazado con el observador de su universo: por eso dicho observador ve al gato o vivo, o muerto.


*: las partículas, en mecánica cuántica, se pueden definir como una función que devuelve la probabilidad de que una partícula esté en un sitio (y en un estado) dado, que dicho sea de paso, nunca es 100%.

19 comentarios:

breadbimbo dijo...

Por eso mismo Schrödinger murio virgen, porque cuando tenia el momento, no encontraba la posicion, y cuando tenia la posicion, no encontraba el momento.

Marga dijo...

¿podemos cambiar al gato por el Jota__? y en ese caso, si al abrir la caja estuviera vivo, ¿podriamos accionar nosotros mismos el martillo desde fuera?

Mutten dijo...

Gracias pat, Ahora lo entiendo un poco mejor, peor vamos, es lo que yo decia, es una paja mental mu gorda.

Osea, el sgreringer ese dice que es mas facil que existan mundos paralelos a que simplemente un gato viva o muera... Ese hombre tenia un gran problema, y Freud diria que es algo relacionado con sexo, y seguro que no andaria muy desencaminado...

PD: En la foto debajo del contador geiger hay un truño? y si es asi, que ocurriria con el truño? en el universo paralelo donde el gato muere habria truño? porque un gato muerto no puede cagar, o si?

breadbimbo dijo...

Yo he tenido que coser esfinteres de muertos para que no se cagasen.

breadbimbo dijo...

O lo que es lo mismo, que la relajacion post mortem y la gravedad no combinasen sus efectos de manera asquerosa y desparramante.

Brusete dijo...

Dando un par de golpes con los nudillos en la caja o llamando al gato se solucionaría el problema sin necesidad de universos paralelos, ni gatos cuánticos ni leches en vinagre.

Patman dijo...

¿Verde? Mutten, tú estás mal de la cabeza, lo que hay debajo del contador geiger es una muestra de material radiactivo (que como todos sabemos, es verde y brilla en la oscuridad, como la kriptonita).

breadbimbo, siempre con tus comentarios de mal gusto. Vamos a ir p'allá y te vamos a dar una paliza entre todos para que aprendas modales.

Marga dijo...

Yo estoy en contra de coserle el culo a un muerto o meterle un tapon de sidra para que no se cague, yo antes de morir dejare escrito que quiero que dejen mi culo quieto!! que me dejen echar lo ultimo en paz!! que con la suerte que tengo seguro que va panbimbo a coserme el ojete y conociendolo a ver que otra cosas seria capaz de hacerme...

Jota___ dijo...

Entonces esto es todo teoría, no? No hay ninguna aplicación ni remotamente práctica para todo esto...
Sólo por eso ya me ha gustado. Y además sale un gato y un zurullo radiactivo... Joder este post se merece estar publicado en la Muy Interesante, en Más Allá y en la sección Mundo Singular del Hola (por lo menos).

breadbimbo dijo...

La aplicacion practica son los ordenadores cuanticos.

Jota___ dijo...

Por cierto, es un detallazo ponerle una alfombra al gato. Si va a morir irradiado hasta la médula es una señal de respeto que potencia nuestro factor humano. Y si el gato va a seguir allí vivo hasta que muera de inanición o de indigestión por comerse eso verde... pues lo mismo. Además, lo mismo caga o se mea durante el tránsito y el tupido material absorberá líquidos y olores. Muy humano, sí señor.

Jota___ dijo...

No. El hecho de que alguien idease un ordenador cuántico basándose en este experimento ya es un hito en sí. No cuenta como consecuencia "lógica".

Me intriga la mirada del gato.

breadbimbo dijo...

Esa mirada es de que le han metido algo por el culo, que las he visto muchas veces.

Como bien sabes, so demagogo, es una analogia para hacer mas comprensible una teoria, no un experimento...
como el que dice que si te golpeas las suficientes veces contra una pared, acabaras atravesandola... como tambien sabes.

Undress dijo...

Bueno, sacrilegio cuántico.
La investigación de este hombre, aparte de para ganarse el cielo del onanismo y un premio nobel, sirvió para conocer la probabilidad de la posición de un átomo, tema que tiene cierta importancia ahora que hemos rebasado la edad media y parece que conseguimos dominar el fuego fuera de la caverna :D

No estoy de acuerdo respecto al "cagarro verde".
Sí, es verde, pero la sustancia radioactiva no sería la que hay dentro del botecillo azul del límite izquierdo con una pegatina de TÓXICO???
Por lo que yo reabriría el debate de la naturaleza del cagarro verde, ya que dentro de esta fascinante teoría es el único punto que se nos escapa!!

Mi propuesta: Es un esputo.

Undress dijo...

Por cierto, qué necesidad de coser terminaciones corporales, existiendo la silicona...

Iván dijo...

Ü, ese esputo sólo eres capaz de arrojarlo tú, y nadie más.
Eso sí, podrían ser múltiples esputos.

A Los veterinarios les gusta coser, sobre todo si son ojetes de animales muertos: pueden experimentar, no se quejan,y lo más importante, toman contacto con orificios ajenos.

Marga dijo...

Cualquier fumador puede arrojar un esputo asi, yo por las mañanas los echo mas grandes.
Y no solo a los veterinarios les gusta coses ojetes, a mi me parece una afición genial para los domingos por la tarde

Patman dijo...

Ü, lo del tarrito con la calavera es el cianuro para matar al gato.

Jota___ dijo...

La demagogia es un arte y además, en su correcta medida una herramienta necesaria y práctica para el debate.

Podría poner un ejemplo.



En otro orden de cosas, me apunto a la teoría de que en el bote hay cianuro. Y además, creo que el gato está entrenado para abrir y lamer el bote cuando haya pasado dos dias de sed e inanición absoluta, para ahorrarse el sufrimiento venidero.