4 de julio de 2010

Karaoke. Bizarre mode on.

Ayer, me tocó ver el partido en una barbacoa. Hasta ahí todo bien. Pero luego, y haciendo buena la frase de "Dios castiga y no con palos", en el proyector dónde veíamos el partido conectaron un portátil, un micro y... y... y... no puedo seguir...

Pero mira por dónde, se cumplieron dos frases más:

"ya que la tienes dentro, mueve el culo y disfruta" y "Dios aprieta pero no ahoga".

Y los hados del karaoke (deben de ser los yonkis del mundo de los hados) me regalaron con videoclips que se movían entre el bizarrismo y la sordidez. La mayoría de ellos podían ser perfectamente escenas interpolvo de películas porno ochenteras. El resto entrarían en el cajón de la "explotation" del videoclip "sand castles in the sun", de Robin Servasky, aka Robin Sparkles.

Y para muestra un botón:

video

1 comentario:

Patman dijo...

Cacho, que me había hecho ilusiones de que ibas a cantar tú