7 de julio de 2010

Dancing ninja

Cuando vi Sexo en Nueva York 2 (lo cual se puede considerar una verdadera prueba de amor, y no las pamplinas estas de rescatar de dragones, brujas malvadas o grupos terroristas) en compañía de mi novia, salí con tal exceso de estrógenos, que no me creció la barba en dos semanas. Y menos mal que esa noche no vi The expendables, o Jhon Rambo, si no, la testosterona producida provocaría un efecto similar a la colisión de materia y antimateria.
Bien, pues ella, en un momento de culpabilidad/agradecimiento, me dijo que me acompañaría a ver una película de mi elección (algo así como una bula papal).... pensé en llevarla a ver la citada The expendables o El Equipo A, pero no! esta es la película que pondrá a prueba los cimientos de mi relación:


4 comentarios:

Patman dijo...

No he podido pasar de minuto y medio (y esto lo dice alguien que vio "Ovejas asesinas" en el cine). Escucha Jose, si quieres dejar a tu novia, se lo dices, pero no le hagas esto. Suicídate antes.

breadbimbo dijo...

Tiiiio, tienes que ver la parte final, que es lo mas gracioso, cuando sale The Hoff teniendo "revelaciones".

Patman dijo...

Vale, saliendo The Hoff, entonces sí.

Undress dijo...

tenia esperanzas en que fuera "el puño de la estrella del norte"... :D