8 de octubre de 2011

El Batallón Sagrado de Tebas.



Gracias a los documentales y las clases de historia (en menor medida) y a Frank Miller (en mayor medida) prácticamente a todos nos suena la Batalla de las Termópilas, Leónidas y Esparta.
Eran machotes, rudos, los mejores guerreros de su tiempo, despreciaban a la muerte, meaban napalm... ah no, que ese era Clint Eastwood.




Pues todo ésto no es del todo fiel a la realidad. Sí que eran jodidamente duros, pero no los más duros, sí que despreciaban a la muerte... pero sentían un gran "aprecio" por sus compañeros y si en las termas, las pastillas de jabón sufrían muchas caidas "accidentales".

En los ejércitos griegos, y el espartano no era una excepción, era habitual que un soldado veterano o heniochoi apadrinase a un joven y menos experto soldado (paraibatai) y que entre ellos surgiesen fuertes lazos afectivos, con actividades sexuales incluidas.









Bien, ésto era lo normal y aceptado dentro de los hoplitas, peeero, ete ahí que un comandante tebano llamado Górgidas dió un paso más y creó una fuerza de élite, el "Batallón Sagrado de Tebas", que estaba constituido por 150 parejas. Sep, el monarca pensó que no vas a abandonar en la batalla a tu novio, y que pelearás con más fiereza porque querrás que corra menos peligro.

Y consiguió su objetivo, durante décadas esta fuerza de élite fue la más temida del mediterráneo superando en prestigio a los mierdecillas de Leónidas.
Fuentes no oficiales relatan como los ejércitos enemigos huían aterrados, pero andando de espaldas, lo que hacía sus movimientos más torpes y lentos. Esta posible causa de sus victorias aún está por confirmar.

Plutarco explicaba la razón de ser de este peculiar ejército:

"Para hombres de la misma tribu o familia hay poco valor de uno por otro cuando el peligro presiona; pero un batallón cimentado por la amistad basada en el amor nunca se romperá y es invencible; ya que los amantes, avergonzados de no ser dignos ante la vista de sus amados y los amados ante la vista de sus amantes, deseosos se arrojan al peligro para el alivio de unos y otros."

El Batallón Sagrado alcanzó la gloria luchando contra Filipo II de Macedonia y contra Alejandro Magno, frente al que cayeron derrotados en la batalla de Queronea. Su gran valentía y honor consiguieron el respeto y la admiración de Alejandro Magno, el cual amenazó de muerte a sus propios soldados si se burlaban de los cadáveres Tebanos.



3 comentarios:

Jota___ dijo...

Joder, que curioso! La verdad es que con la imposición de los valores cristianos, cualquier cosa que se salga de ahí nos parece extraterrestre. Y no... ahí estaban, seguro que no tenían nada de "mariquitas", por mucho que les gustase el culo apretado de su compañero.

Es que no es lo mismo gay que mariquita, siempre lo digo.

breadbimbo dijo...

Claro, gay es el que tiene estudios!

A mi lo que me parece sorprendente es la idea de que fuesen parejas. Lo de la homosexualidad o heterosexualidad me trae al pairo.

Jota___ dijo...

Un añico hace ya desde que escribiste esto...
Compra viagra mental, o algo, tiu.