5 de julio de 2011

Ehrlichia canis.


Con el fin de la primavera y el inicio del verano hemos visto proliferar en forma de anuncios y publicidad dentro de distintos programas diversos antiparasitarios externos para perros; y se hace especial hincapié en la prevención contra la Leishmaniosis canina dejando en un segundo plano pulgas y garrapatas.
Antes de continuar hay que aclarar que NINGUN collar antiparasitario es EFECTIVO frente a pulgas.

Bien, aclarado ésto, y sin quitarle importancia a la Leishmaniosis (la cual es endémica en el levante y sur peninsular) me gustaría hablar de una enfermedad que en muchos casos es mortal y que por lo menos en mi zona tiene una prevalencia mayor que la citada Leishmaniosis.






Las garrapatas (o caparras para los murcianos) cuando se alimentan en nuestra mascota le transmiten un parásito a su torrente sanguíneo, Ehrlichia spp.
La Ehrlichia no causa patología en la garrapata, pero es imprescindible que parte de su ciclo vital transcurra dentro de ella. Es una ricketsia, bacteria aeróbica intracelular que parasita el citoplasma de los leucocitos y provoca la formación de complejos inmunes que causarán la mayor parte de los daños.

El animal infestado pasa por tres fases, aunque el propietario puede no enterarse de la primera.
En un primer estadío de la infestación el animal estará apático y puede presentar en algunos casos hemorragias nasales y fiebre. Al hacer hematología podemos encontrar tanto leucopenia como trombocitopenia e incluso a veces anemia. Sin embargo, los eosinófilos pueden estar elevados (como en toda buena parasitación).



Petequias en la mucosa oral.



Tras esta fase, que puede durar de una a tres semanas, dependiendo del sistema inmune del animal podemos encontrar casos de curación o de cronificación subclínica (y así podemos estar hasta años, mientras que el animal no sufra una depresión inmunológica).

En cualquier momento la fase subclínica puede entrar en una
cronificación con signos de degradación que empeoran progresivamente, adelgazamiento, trombocitopenia, tos debido a edema pulmonar, alteraciones oculares, fallo renal, cojeras, etc... causados en su mayoría por el depósito de inmunocomplejos que he comentado anteriormente.



Pulmón edematoso con petequias y hemorragias.




La enfermedad si no se trata o si se trata en fases tardías termina con la muerte del animal.
En fases tempranas es suficiente con la administración de antiinflamatorios los primeros días y doxiciclina durante un mínimo de 3 semanas.

Cómo lo diagnosticamos? suele ser suficiente con un historial de garrapatas y signos clínicos como la apatía, fiebre, cojeras y anemias/trombocitopenia. Si responde positivamente a la doxiciclina: voila!

Lo ideal es realizar un diagnóstico mediante la detección de anticuerpos en suero. También se describe el diagnóstico mediante tinción y microscópio óptico, pero mis cojones si se ve algo.
Si el dueño es rumbero y se quiere gastar 20 euros más, ya se tira la casa por la ventana y se hace también un diagnóstico de leishmania, pues no es raro que coexistan los dos parásitos en el mismo perro.



Aquí se ve algo, sí. Ahora vente tu, me haces una extensión y tinción y a ver si te sale igual.



Esta enfermedad, al contrario que la leishmaniosis es relativamente fácil de prevenir (si te pasa ganado cerca de casa date por jodido, que las ovejas y cabras van de garrapatas hasta los ojos). Es suficiente con un buen collar antiparasitario (algo que vale 4 euros no es muy de fiar, en serio) y en épocas de alta incidencia de garrapatas, como son los meses más calurosos, se puede completar con un producto spot on -la típica pipeta- (Ahora también está disponible en forma de pastillas).
Y aunque usemos el collar y la pipeta, tras cada paseo deberemos revisar a nuestra mascota, sobre todo en las orejas y entre los dedos.

pD. Al usar un collar debemos de ser conscientes de ciertos detalles para que su efecto sea mayor. El collar tarda unos 4 días en hacer efecto desde que se lo ponemos, y cada vez que lo bañemos necesitará otros tantos días para volver a hacer efecto, y cuando esté sucio deberemos de limpiarlo para que no pierda efectividad.

pD II. En cuanto a las pipetas debemos saber que lo ideal es ponerlas 48 horas después del baño y no antes para que su absorción sea óptima, esperar unos 45 min sin acariciar la zona para no llevarnos el producto pegadico en la mano y saber que los baños restan tiempo de efectividad al producto.





6 comentarios:

Aliena dijo...

Muy interesante este post, te felicito Breadbimbo!
Una preguntilla, puedo confiar en las pipetas de Frontline? son las que uso siempre y Pipo rara vez me ha cogido alguna garrapata.
No utilizo collar antiparasitario.

Un beso!

breadbimbo dijo...

El frontline es muy buena marca comercial, tan buena como puedan ser también las de de Bayer, las de Pfizer o las de Schering-Plough (son las cuatro que he usado y por eso las pongo y no otras).

En algunas zonas se han encontrado resistencias a una marca determinada. En ese caso, simplemente cambias a otra y listo.

Aliena dijo...

Gracias ^^ he usado 2 también de las que comentas. Mi peludito está a salvo de esos bichos horripilantes :)

Mutten dijo...

Absorción óctica u óptima?

Muy buen post, por cierto los gatos no las cogen? y si son caseras?

breadbimbo dijo...

Si te cae en el ojo es absorción óptica (voy a corregir el error tipográfico).

Los gatos sí pueden tener garrapatas, pero hasta donde yo se, no enferman de ehrlichiosis. Si no recuerdo mal era haemobartonella (otra ricketsia) el parásito que daba por saco a los mininos provocándoles anemia infecciosa felina. Se transmite mediante insectos hematófagos como pulgas y garrapatas.

Themila dijo...

Agh!! Mi perro pilla garrapatas cada dos por tres!!! Agh!!!

Vivir en el campo le hace feliz pero a mi me va a matar de disgustos de tanto bicho pulgoso y garrapatoso que pilla.
T_T

Una entrada muy informativa, gracias! (y algo desagradable de ver, que no leer jajaja)