6 de octubre de 2009

Cosas veredes

Roger (no confundir con Goderic ni con Goland), es capitán de barco. Intentó introducir 250 millones de dólares en cocaína, en Australia. Hundio el barco en la zona más perdida de la costa de Australia que encontró, y cuando llegó a la costa con su zodiac, allí lo esperaba la policía, y actualmente cumple cadena perpetua en una cárcel de Australia. Podría, como ciudadano estadounidense, pedir que lo extraditasen, y cumplir condena en una cárcel de los estates, pero no quiere... y por que? Bueno, en esta cárcel puede hacer panecicos en el horno, hace footing al aire libre, y lo más importante, no le va a pasar lo que le pasó cuando cumplió condena en una cárcel de México:




Si, este hombre con cara de abuelo bueno, habrá hecho todas las proezas que relata en el video, pero será recordado por lo que le pasó en México... La historia es una amante esquiva...

2 comentarios:

Brusete dijo...

A falta de medios tecnicos bueno es el ingenio y la mala folla, si hicieran eso por aquí más de uno confesaba hasta esa noche que se emborrachó y se tiró a una gorda en los servicios de la UCAM.

breadbimbo dijo...

Ojo con los comentarios... que te veo testificando junto a Ana, jajaja.
Además, tu no necesitas chiles rectales para confesar eso... tres cervezas y se te suelta la lengua cual ahorcado. Lo de los chiles ya lo haces por vicio.