26 de mayo de 2009

Mis amigos germanos








Os presento a mis nuevos amigos de Alemania. Los he ido conociendo poco a poco, uno por uno. Y como buenos amigos, requieren de dedicación, tiempo para poder llegar a comprenderlos, y no menos importante para aceptar sus defectos.Como os podéis imaginar, cada uno tiene su carácter. Pero bueno, sin mas merodeos os presento a uno de mis favoritos: Bitburger. Poco a poco vamos intimando. La verdad es que fue un flechazo, fue el primero que conocí y desde el primer momento nos caimos bien. Comodín para cuando no sabes qué elegir, es una de las cervezas más conocidas en todo el pasís, quizá por ese carácter simpático, no muy fuerte al beber y que te entra bien sólo o acompanado de un aperitivo. En fin, amigos para siempre.


Luego está su primo dulzón, también Bitburger, que solo le gusta a las nenas. Os lo presento además de porque es de la familia, para que llevéis cuidado con él cuando lo veáis porque es un fraude. En realidad es cerveza con azúcar, ideal para momentos de bajón de azúcar (entrará mejor que la limonada) o para vomitar si es cerveza de verdad lo que buscas. A mí me faltó poco cuando la probé, creyendo que era Bitburger como dios manda. El que avisa no es traidor.



König Pilsen, qué momentos. Nos hacemos fotos a altas horas de la madrugada mientras

vemos pelis juntos, así que tendréis que perdonar que algunas fotos salgan oscurillas y

borrosas. Efectos colaterales de una estrecha amistad. Quizá más estrecha de lo que debería, para el poco tiempo que nos conocemos.







Becks. La más querida por los estudiantes, es decir, para principiantes que no saben distinguir una buena cerveza. Sinceramente, aunque está dentro del grupo de colegas, yo lo catalogaría como al colega ese tocapelotas graciosón que te gustaría darle dos hostias de vez en cuando para que se calle. Amarga, ácida, sólo recomendable para tomarla con comida para rebajar el mal sabor, y cuando te tomas dos tienes ardor de estómago. Una de las más baratas, motivo de peso por la que la quieren los estudiantes y te la encuentras en todos los bares. No por ello deja de ser una caqui, aunque cerveza, cerveza es. Y si os digo que me recuerda a la estrella....


Aunque su prima me gusta más, BASTANTE mas. Becks ICE. Otra cerveza

rebajada, pero esta con un agradable toque alimonado en plan ICE. Que no se qué significa, pero en momentos de calor es mejor que una limonada. Con

solo 2,5 grados es ideal para conducir. Como véis, no pierdo ripio.








Warßteiner. Otra con la que pasar buenos momentos. Quizá un poquillo más espesa al paladar, no tan ligera como Bitburger lo que la hace ideal para tomarla sola, una tras otra sin respirar, fresquita o un poquito mas caliente.

Versátil. Amiga. Also buen recuerdo de tierras germanas.

Forever.





Ureich. Aunque nos conocimos hace poco, no tengo nada malo que decir al respecto de este ejemplar. Una cosa entre Bitburger y Warßteiner. Ya te digo que los amigos de uno siempre han de tener un denominador común. Vamos que dios los crea y ellos se juntan. En general las cervezas que me voy encontrando me van gustando. Será porque me gusta la cerveza como a un marrano le gusta retozar en el barro?? Ayyy que el espíritu alemán no sólo está en los engines de los audis, también en el interior de estos botellines. Míralo, no es precioso?? Ayyyy!!! como te voy a echar de menos.... ejem....



Krombacher (léase crombajer). Sí, me gusta la cerveza. Y qué!!!! Una muy buena Pils, que ya te digo, lo mismo da que da lo mismo.








Y bueno, para despedir, la reina de las birras que he probado. Hecha por los monjes de un monasterio situado en el centro geográfico de Europa y cuyo nombre tengo en el GPS. Hay que ver como se cuidan los monjes estos. Esta cerve es bastante oscurilla. Muy suave y hay que tomarla con cuidado porque si no te agarras el pedo como el colega que se prestó a exponer las botellas con mucho orgullo. Tiene el tío el mismo color que la camiseta, se la pondrá para estas ocasiones???




Esta cerveza no puede ser degustada sin ir acompanada de un buen CODILLO germano, con dos cojones. Josh, va por ti.

También se me ve rojillo, también....




Y bueno, ya tenéis un pequeno resumen de lo que os podeis encontrar por aquí. Buenos amigos, amigos que no defraudan.

Y para despedirme, quisiera mostraros ese arte desarrollado a lo largo de los siglos por este tan curioso pueblo, que lógicamente ha ido acompanado de un excesivo consumo de este tan apreciado producto. Con todos ustedes, el abuelo Hannes




video

3 comentarios:

Patman dijo...

Qué auténtico.

Jota___ dijo...

Qué casualidad! Tenemos muchos amigos en común. Que grande es el Facebook-Cervecil!
Muchos de esos amigos acabarán en el baúl de los recuerdos, preguntándote de vez en cuando qué habrá sido de ellos, y sonriendo al evocar los momentos pasados. Sin embargo, otros, he de comentarte para alborozo y alegría tuya, que se desplazan cada noche a ciertos locales selectos en el centro de Murcia, dónde es posible afianzar aún más dicha amistad.
Y además juegas con ventaja, ya que por lo que veo eliges la versión embotellada del embrujo cebadero. Si yo fuera tú, le dedicaría un poco más de atención a la cerveza de barril, recién tiradita, calentuja y carente de presión. Esos manjares sí que son más difíciles de conseguir fuera de la frontera germana.
En cualquier caso, un amigo es para siempre, y siempre será feliz de volver a recibirte, pase el tiempo que pase.
Alemania no es un sitio para ir, es un sitio para volver. Jeje.

Iván dijo...

También le tiro al barril, también. Aunque esos son amigos circunstanciale, no dejan de ser queridos.
Pues sí que me das una alegría, cuando vuelva tenemos que ir al ahorcao feliz o al fitzpa, y birra en mano comprobaremos lo buenos que son estos amiguetes