11 de enero de 2009

La pequeña evasión

En el campo de prisioneros de guerra Stalag Luft III (Stammlager Luft 3, campo permanente para pilotos nº3) tuvo lugar, el 24 de marzo de 1.944, la evasión de 76 prisioneros de guerra aliados; hecho retratado con bastante fidelidad, por cierto, por la película "La gran evasión".

Sin embargo, no fue ni mucho menos la primera fuga con éxito. Ésta tuvo lugar en octubre de 1.942, en el complejo Este (la Gran Evasión tuvo lugar en el complejo Norte, todavía sin construir). Los prisioneros construyeron un plinto usando principalmente maderas de las cajas que enviaba la Cruz Roja. Éste estaba diseñado para esconder hombres, herramientas y contenedores de tierra. Cada día, el plinto era llevado cerca de la verja perimetral del campo, y mientras los prisioneros hacían ejercicio (lo cual además inutilizaba los geófonos que tenían los alemanes instalados a lo largo de la verja), los hombres de dentro cavaban el túnel. Al final de cada día, se instalaba una placa de madera cubierta de tierra que tapaba la entrada al túnel. No se usaron refuerzos, salvo en la entrada del túnel.

No visible: herramientas, contenedores, y 3 pares de cojones británicos

Durante 3 meses, el teniente Michael Codner, y los capitanes Eric Williams y Oliver Philpot, en turnos de 1 o 2 excavadores, cavaron un túnel de 30 metros usando cuencos como palas y haciendo agujeros con una barra de hierro para tener agujeros para respirar. En la tarde del 29 de octubre, Codner, Williams y Philpot se escaparon. Williams y Codner pudieron alcanzar el puerto de Stettin, donde se escondieron en un barco danés y pudieron regresar a Inglaterra. Philpot, haciéndose pasar por un fabricante de margarina noruego, pudo abordar un tren hacia Gdansk, y desde ahí, escondiéndose en un barco sueco, pudo llegar a Estocolmo, desde donde fue repatriado a Inglaterra.

4 comentarios:

Brusete dijo...

Y ahora nos quejamos por no poder aparcar en la puerta de los sitios. Antes si que se curraban las cosas.

breadbimbo dijo...

Dias después por fin consigo tener una conexión decente que me permita postear algo...
Tanto el cable de mi pueblo, como internet Everiwhere de Orange, me llevan dando unos dias que.. se ve que no son a prueba de frío.
El post me ha sabido a poco, la verdad... lo terminas de leer y como que te gustaria seguir leyendo un rato mas (claro, como no soy yo el que se lo curra escribiéndolo, jajaja).
Me he acordado Patman, de que hay un documental muy bueno, que se llama "Pasadizos secretos durante la 2a Guerra Mundial". Va sobre este tema, evidentemente, y entre otras cosas, cuenta que en un castillo medieval que usaban los alemanes como cárcel, los prisioneros descubriero unas paredes dobles y una red de pasadizos, y unos los usaron para escapar, pero otros se quedaron alli, escondidos para ayudar a escapar a los que lo intentasen y para acojonar a los alemanes, que pensaban que el castillo tenía fantasmas.
La película de "La Gran..." siempre me ha gustado mucho, pero el detalle del plinto con el tio escondido es buenísimo!

Patman dijo...

Lo malo es que no he encontrado más información sobre esto del plinto, si no la habría puesto (sobre la Gran Evasión sí que hay un huevo y la yema del otro).

Tengo que ver si encuentro algo más de un párrafo sobre los aliados que copiaron un mapa alemán (30 copias) en Colditz usando gelatina de limón.

breadbimbo dijo...

Ostras! eso es buenisimo! busca, por favor, necesito saber eso, jajaja.
El Canal Historia tiene muy buenos documentales sobre aspectos bizarros del nazismo, su creencia en las ciencias ocultas, etc... tengo que rescatarlos del olvido de mis tarrinas de cds y verlos otra vez.