9 de diciembre de 2008

Ya he vuelto...

Amigos míos, soy pequeño, pero no os podéis imaginar cuánto odio y rencor cabe dentro de mí. Estoy dándole forma en mi cabeza (grande y fructífera) a la crítica que voy a hacer de mi breve recorrido por la inglaterra (en minúscula y sin comillas) profunda.
Y yo que pensaba que aquí estábamos mal...

A pesar de todo, y por si luego, con los ataques de ira no encuentro el momento, aclararé que me lo he pasado muy bien, porque habiendo lucecitas navideñas que se encienden y apagan todo el rato, no puedo dejar de sonreir embelesado. Además, hacía frío, y ya sabéis, cuanto más frío, más me río (pendiente de patente). Y he desayunado habichuelas con tomate, huevos escalfados y un café aguado que haría las delicias de Brusete. He estado muy agusto con mi mujer en hoteles cutres a más no poder y caros a no poder más. Y hasta aquí puedo contar positivamente.
Me voy a trabajar, y esta noche o mañana dejaré constancia de lo lamentablemente absurda y grotesca que es la civilización británica.

Por ser algo justos, también diré que el sistema de transportes en la inglaterra postmodernista actual está mucho mejor que aquí. Lástima que se te siente al lado un inglés, o lo que es peor, una inglesa.

Hasta ahora!

3 comentarios:

breadbimbo dijo...

Jajajaj, la verdad es que da cosica la escasez de melanina que tienen por las higlands.
Por lo demás, me alegro de que estés de vuelta ya, y con una semana y pico para recuperarte hasta mi próxima cita odontológica.
"yo y mi yama, pues yama se llamaaaaa... vamos juntos a la clinica dental ah ah aaaaah..."
En este caso vamos yo y brusete, jajaja.
Ea, pues lo dicho, que you are welcome!

Jota___ dijo...

Gracias,nen.
Iba a poner algo sobre el viaje, pero me he desfogao del todo en un comentario en El blog de Brusete.
Cepíllate los dientes al menos tres veces al día.

Brusete dijo...

Jejeje, todavia no lo he leido. Al Lopez con gengibre.