19 de diciembre de 2008

PATADITA A MICROSOFT

Y digo patadita por que tampoco creo que dicha pérdida económica suponga para Microsoft un duro varapalo, pero si puede (y esperemos que así sea) suponer un empujoncito más para todos esos desarrolladores que apuestan por el software libre y a medida. Diseñado por un aragones (Javier Solá) el software gratuito ha vencido la batalla en las escuelas Camboyanas a la todopoderosa Microsoft, no sólo por el ahorro económico que le supone al estado (es gratis) sino porque está en idioma y escritura Jemer. Además de eso, Solá se ha encargado de la formación de 270 profesores. De momento 80 centros (más otros 16 a final de año) lo han incorporado y se calcula que el programa ya ha beneficiado aproximadamente al 50% de los alumnos que se graduan.

Camboya parece ser el primer país en hacer esta apuesta a escala nacional, pero a esta iniciativa se han unido los gobiernos de Vietnam y Malasia que este año la introduciran en sus escuelas.

La noticia al completo aquí: El mundo.com
Aquí la página:
Khmer OS
Open Institute

4 comentarios:

breadbimbo dijo...

Para los que no trabajan en un cibercafé, ni son elfos con un poder de ataque de +4, podías explicar someramente en que consiste el software... supongo que será un sistema operativo, por la terminación en OS, pero se agradecería algo más de información cómoda y que no implique entrar en los enlaces.
Traedmelo, cortadmelo, masticadmelo y hacedmelo tragar.

Jota___ dijo...

Creo que en todos los ordenadores de la Junta de Extremadura se usa Linux.

Brusete dijo...

Cierto es, en realidad el texto era más largo (dos parrafos o así), pero parece ser que se ha quedado por el camino el resto...no tengo ni idea, juro por la vida de Pol Pot que yo lo había puesto.

Los pinguinos son graciosos, como los monos.

Jota___ dijo...

Sí. A Fé la tengo un poco amargada con los pingüinos, porque cada vez que salen en la tele, o los vemos en algún zoo, o una simple foto bastan para que me parta el culo.

Como masa conjunta tienen gracia sólo en contadas ocasiones, pero un pingüino de cerca, haciendo pingüinadas es muy cachondo.

En general a los humanos nos gusta cachondearnos de la torpeza ajena. A mí, por lo menos.
Un pingüino nadando no hace nada de gracia, amén de un chimpancé comiéndose a otro.

Lo mismo sucede con los manchegos. En La Mancha no hacen demasiada gracia, forman parte del paisaje, y están mejor preparados para afrontar el día a día que cualquier extranjero. Pero saca a un manchego de La Mancha, y obsérvalo un ratico...